Encuentro para tratar de solucionar los problemas de los vecinos de caparacena

El gobierno municipal ha mantenido en los últimos días un encuentro con los vecinos de Caparacena para tratar de resolver los problemas que sufren en la pedanía y atender una serie de necesidades que demandan desde hace años.

El alcalde Francisco Rodríguez Quesada (Por Atarfe Sí) y la concejal de Urbanismo y Bienestar Social, Rosa Félix, se reunieron el pasado viernes 3 de octubre con medio centenar de vecinos de Caparacena que reclaman soluciones a los problemas de cortes de luz y presión de agua que afectan a numerosas viviendas.

El alcalde se comprometió a trasladar la demanda a Sevillana Endesa y a la empresa de abastecimiento Aguasvira para que mejoren tanto el suministro eléctrico como la presión del agua que se reduce de forma ostensible en las viviendas con altura. Los vecinos también reivindican la necesidad de contar con instalaciones para la práctica deportiva de los jóvenes de la pedanía, en concreto un campo de fútbol y un frontón.

En el capítulo de mantenimiento, los residentes solicitaron la instalación de un punto verde para el reciclaje de los residuos, y mayor frecuencia en la limpiaza viaria y en los contenedores.

Otra de las peticiones que le hicieron llegar al nuevo equipo de gobierno fue el acondicionamiento de caminos rurales para la práctica del senderismo, la creación de un carril bici y la restauración de la ribera del río.

Quieren, por otra parte, que puedan adecuar el local social para la celebración de distintas actividades culturales, que se mejore la red Wifi por los problemas de conexión y se valle la zona de la depuradora para evitar que se produzcan accidentes.  

Los vecinos reclamaron la posibilidad de que se constituya un colegio electoral en la pedanía para no tener que acudir a Atarfe cada ven que tengan que depositar su voto en unas elecciones. El gobierno municipal también fue informado del proceso de elección del alcalde pedáneo y la posterior creación del Consejo de Participación Ciudadana.

Por último, mostraron interés en ayudar a los posibles refugiados sirios que lleguen a Atarfe. De hecho, una familia de Caparacena, con un negocio en la zona, ofreció una vivienda para dar cobijo a una de las muchas familias que han llegado a Europa escapando de la guerra.

Comparte este Contenido